Hoy en día todos y principalmente las empresas, tenemos una gran responsabilidad en lo que se refiere al cuidado de nuestro planeta, aunque parezca cosa de mentira nuestro estilo de vida ha tenido un grave impacto en el medio ambiente, pero aún estamos a tiempo de cambiarlo y contribuir para salvarlo.

El marketing verde o ecológico surgió en la década de los 90’s como respuesta a la conciencia mundial sobre temas de deterioro ambiental y se define como una nueva forma de mercadotecnia que busca equilibrar los intereses de la empresa y del consumidor con los intereses de la ecología y el desarrollo sustentable.

Seguro te estarás preguntando ¿Por qué mi empresa debe pensar en incluir estrategias de marketing verde?

En primer lugar; el consumidor actual busca en las marcas mucho más que productos y servicios, en segundo hacer marketing verde no solo ayuda a las empresas a moderar el impacto ambiental y reducir costos (ya que disminuye el consumo de energía y otros recursos), sino que además genera relaciones fuertes con los consumidores que valoran cada vez más este tema.

Ahora que conocemos su importancia seguro querrás saber Como aplicar el marketing verde

Existen muchas formas de aplicarlo; desde los procesos de producción hasta la disposición final del producto, lo importante es que el marketing verde se convierta en una filosofía que involucre a toda la organización y sobre todo, que se demuestre con acciones.

Aquí algunas ideas:

  • Usa material reciclado o reutiliza si es posible. Ten presente que el cartón, el papel, el plástico, el metal, el vidrio y algunos textiles y electrónicos son reciclables
  • Crea productos amables con el medio ambiente. Productos biodegradables, reciclables o reutilizables.
  • Promueve el consumo responsable. Invita a tus clientes a reciclar tus productos o reutilizarlos para evitar el aumento de desechos.
  • Disminuye el consumo energético y de agua. Crea campañas de concientización en tu compañía, donde invites a tus empleados a moderar el consumo de energía, papel y agua.
  • Analiza tus procesos de producción. Trata de utilizar materia prima que no impacte al medio ambiente, disminuye los desperdicios.

Seamos consientes de la triste realidad que enfrenta nuestro planeta, pero sobre todo comencemos por cambiar pequeñas acciones de nuestro día a día que harán una gran diferencia.

Leave a Comment