Si eres una persona que se preocupa por una estabilidad económica, un método simple que te puede ayudar notablemente en tu salud financiera es llevar una simple regla que se lleva a cabo dividiendo tu sueldo en 3 partes. En lo necesario para cubrir necesidades básicas, gustos y ahorro, Si realmente quieres ver el resultado efectivo de este método debe de ser con disciplina y conciencia de los gastos llevados.
El 50% de tu sueldo, debe de cubrir tus necesidades, pagar facturas, alimento y pasajes, debemos resaltar el no confundir necesidades con gustos, ejemplo, comprar agua es una necesidad pero al comprar el agua importada de Europa se transforma en un gusto.
Se otorga el 30% a los gastos para mantener un estilo de vida como servicios de planes o servicios como Netflix, Spotify o plataformas de prepago, así como las salidas de los fines de semana o ropa o productos de una tienda en especial.
El porcentaje restante que simboliza el 20% no se vera reflejado de inmediato en un producto o servicio, esto se vera en un tiempo determinado, para adquirir o lograr una meta a futuro como una beca universitaria, vacaciones, un vehículo, etc.

Leave a Comment